mapa

Distribución geográfica del paludismo en el mundo

Las zonas donde se desarrolla más el paludismo dependen principalmente de factores climáticos como la temperatura, la humedad y las lluvias. El paludismo se transmite en áreas tropicales y subtropicales, donde:


  • Los mosquitos Anopheles pueden sobrevivir y multiplicarse 
  • Los parásitos de paludismo pueden completar su ciclo de crecimiento en los mosquitos (“período de incubación extrínseco”)

La temperatura es un factor particularmente crítico. Por ejemplo, con temperaturas inferiores a 20 ° C (68 ° F), el Plasmodium falciparum, que provoca el paludismo grave, no puede completar su ciclo de crecimiento en el mosquito Anopheles y por lo tanto no puede ser transmitido.

mapa
Incluso dentro de las zonas tropicales y subtropicales, no ocurre la transmisión de la enfermedad en casos de:

  • Altas altitudes
  • Durante las estaciones más frías de algunas zonas
  • Desiertos (con exclusión de los oasis)
  • Islas en el Océano Pacífico que no tienen especies locales de Anopheles puedan transmitir la enfermedad
  • Países donde la transmisión se haya interrumpido mediante la erradicación exitosa.
  • En general, se plantea que en las regiones más cálidas cercanas al Ecuador:
  • La transmisión es más intensa
  • El paludismo se transmite durante todo el año
  • El parásito P. falciparum predomina

La transmisión más alta se encuentra en África, al Sur del Sahara.

En las regiones más frías, la transmisión del paludismo es menos intensa y más estacional. Es muy frecuente que la infección sea causada por P. vivax, ya que es más tolerante a temperaturas ambiente más bajas.

En muchas zonas templadas, como Europa occidental y los Estados Unidos, las medidas de salud pública y el desarrollo económico han propiciado un éxito en la eliminación de la malaria. Sin embargo, algunas de estas áreas tienen mosquitos Anopheles, que pueden transmitir el paludismo y hacer de su reintroducción un riesgo constante.